La epidemia nutricional afecta a los latinos

Según el CDC, o el Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades de los Estados Unidos, la primera causa de muerte en latinos son las enfermedades del corazón.  

Foto de Manuel Morfín/ El Nuevo Sol

Por JOANNA RENTERÍA
EL NUEVO SOL-SALUD

“Simplemente, comencé una dieta a base de plantas… cambió mi metabolismo completamente y perdí 24 libras…”, mencionó el ex presidente Bill Clinton.

Clinton tenía fama de tener debilidad por la comida chatarra. A Clinton le gustaban las hamburguesas, las papas fritas y la pizza. Sin embargo, en una entrevista con CNN, el ex presidente le contó al periodista Wolf Blitzer sobre su nueva dieta vegetariana, dieta que según él le ha salvado la vida.

“Investigué y encontré información que decía que, desde 1986, el 82 por ciento de la gente seguía una dieta a base de plantas, sin productos lácteos, sin carne… el 82 por ciento de la gente que lo ha hecho, comienza a curarse”, dijo Clinton en la entrevista. “Su bloqueo arterial se limpia, y los depósitos de calcio alrededor de su corazón se disuelven”.

No fue sino hasta después de sufrir casi un ataque al corazón en el 2010 cuando Clinton decidió cambiar su alimentación. El cambio se notó inmediatamente. Clinton, de 66 años, perdió 24 libras y regresó al peso que tenía en la preparatoria.

Escucha la historia

La mala alimentación y la obesidad incrementan el riesgo de contraer varias enfermedades, particularmente enfermedades del corazón, la diabetes y ciertos tipos de cáncer. La obesidad es causada principalmente por el consumo excesivo de comida, falta de actividad física y predisposición genética

Según el CDC la primera causa de muerte entre los latinos en Estados Unidos está relacionada con la cardiopatía, o enfermedad del corazón.

Algunos doctores aseguran que la obesidad no es causada tanto por las grasas sino por el consumo excesivo de carbohidratos refinados.

Robert Krochmal, Photo de Karla Henry/El nuevo sol

Robert Krochmal, médico especializado en nutrición y cuidado familiar.
Foto de Karla Henry/El Nuevo Sol

“Yo pienso que la cosa más importante en una dieta saludable es saber qué azúcar y qué carbohidratos, especialmente los carbohidratos refinados como harina blanca, hacen más daño”, explica el doctor Robert Krochmal, médico especializado en nutrición y cuidado familiar en Woodland Hills, California.

Harina blanca, arroz blanco, jugos artificiales, dulces, papas fritas procesadas, frutas y verduras enlatadas, son algunos de los carbohidratos refinados.

Con una de cada cuatro personas en el país identificadas como obesas, el doctor comenta que la manera de luchar en contra de la enfermedad no es haciendo ejercicio.

“El ejercicio no es la manera de perder peso”, dice Krochmal. “No estamos dando la información correcta”.

Krochmal agrega que el ejercicio es bueno para el estrés, y para prevenir enfermedades del corazón, pero la solución contra la obesidad empieza con una dieta saludable.

De acuerdo con el CDC, 40 por ciento, o dos de cada cinco de los latinos son obesos.

Un estudio de la Oficina del Censo titulado “Ingreso, Pobreza y Covertura Médica en los Estados Unidos: 2008″  indica que por razones económicas, la mayoría de los latinos en Estados Unidos se establecen en lugares de bajos recursos saturados de restaurantes de comida rápida, mercados o bodegas. Sitios que en la mayoría de los casos, no ofrecen comidas saludables.

“No hay opciones saludables cuando vas al súper o a ‘Food for Less’”, dice Linda Álvarez, profesora de estudios centroamericanos de la Universidad Estatal de Northridge (CSUN). “Son productos que están llenos de azúcar, están llenos de sal, son artificiales”.

Verduras/ Mercado

Foto de Manuel Morfín/ El Nuevo Sol

Álvarez comenta que es cuestión política y también, para ella, una lucha social. “Por esa razón, deberíamos luchar por cambiar”, dice.

Para Álvarez, la lucha comenzó cuando se convirtió en vegetariana. Lucha que ha continuado por ya diez años. La vegetariana, de origen costarricense, opina que entre más se preocupe la gente por su salud, más problemas serán resueltos.

Esto es algo que el ex presidente Clinton pudo comprobar de primera mano.

“Mis exámenes de la sangre han salido bien, mis signos vitales están bien, y aunque ustedes no lo crean, tengo más energía”, comenta Clinton.

Una dieta vegetariana no sólo le ayudó a bajar de peso, sino que también le ha cambiado su vida.

Acerca de joannacr

Latina Lifestyle Blogger. Social Media Strategist. Based in Los Angeles, from northern California (Watsonville). I overshare on love, life, health and fitness. I tweet daily at @Joanna_Renteria.

Publicado el febrero 21, 2013 en Entrevistas, Justicia alimentaria /Food justice, Medicina alternativa, Multimedia, Nutrición /Nutrition, Obesidad, Salud / Health, Salud y educación, Salud y política y etiquetado en , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: