A los 83 años, Rosemary lucha con alegría contra la diabetes

Rosemary recomienda a todo el mundo que no tengan miedo y que participen en el programa de 100 Ciudadanos. “Además, no te va a costar nada porque es gratis”, dice. Aquí en el parque ha hecho nuevas amistades y se siente bien orgullosa de ser parte del Centro Recreativo de San Fernando.

Rosemary, de 83 años, destaca en el programa de 100 Ciudadanos, ya que es la participante de mayor edad y, a su vez, porta una energía implacable. Foto: Janelle Rodríguez / El Nuevo Sol

Rosemary, de 83 años, destaca en el programa de 100 Ciudadanos, ya que es la participante de mayor edad y, a su vez, porta una energía implacable. Foto: Janelle Marie Rodríguez / El Nuevo Sol

Por JANELLE MARIE RODRÍGUEZ
EL NUEVO SOL-SALUD

“Ese es el grupo de las olimpiadas, y esta instructora podría pasar el examen del ejército, es tan fuerte”, me explica Rosemary, una mujer de 83 años de edad. “Si te quedas conmigo, te presento con todo el mundo”.

Por un momento, siento como si yo estuviera en la escena de la película “Mean Girls”, donde explican quién era parte de cada grupo y por qué.

Quince minutos antes de empezar la clase de ejercicio, Rosemary lleva una botella de agua en la mano y saluda a cada persona en el parque. Sin mostrar timidez, me presenta a todos los participantes y supervisores. Cuando le pregunto por su apellido, Rosemary, con su pelito corto y sus gafas puestas, me mira, mientras se cambia de sus zapatos viejos a unos nuevos que compró solamente para hacer ejercicio, y me dice que con sólo su nombre, Rosemary, era suficiente. Su nietos estudian en la Universidad del Estado de California en Northridge (CSUN) y no quiere que ellos sepan que ella decidió participar en una entrevista. Por ahora, su apellido quedará como un misterio.

“Pues te dejo, vamos a marchar para calentar nuestros motores”, dice, mientras se dirige a hacer sus ejercicios de calentamiento con el resto del grupo de personas en el gimnasio del parque de recreaciones de San Fernando.

Después de hablar con ella brevemente, entiendo lo que todo mundo me cuenta de ella.

“Ella trae esa energía a la clase”, dice Leslie Moreno, 22, estudiante de kinesiología de CSUN, quien fue la instructora de Rosemary en 2013.

Lee el reportaje completo en El Nuevo Sol: El Nuevo Sol.

Publicado el abril 16, 2014 en 100 Citizens / 100 Ciudadanos, Salud / Health, Salud física, Salud y educación, Semblanza Perfil y etiquetado en , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: